CHARLAS QUE SUMAN con Laia Calzada: «El paso a la secundaria»

Posted on Posted in BLOG, cromosuma, inclusion, inclusion

CHARLAS QUE SUMAN con Laia Calzada

Escolarización del niño/a con Síndrome de Down

El paso a la Educación Secundaria

 

En esta tercera charla sobre la escolarización del alumnado con Síndrome de Down hablamos sobre la transición de la Educación Primaria a la Educación Secundaria.

Este cambio de etapa plantea retos en el sistema educativo inclusivo y, paralelamente, inquietudes entre las familias.

 

Cuando se acercan los últimos años de la Educación Primaria, empiezan a aflorar dudas sobre la siguiente etapa:

¿Estará preparado/a para el instituto?

¿Debería hacer retención en 6º?

¿Educación ordinaria o educación especial?

¿Qué centro será el más adecuado?

¿Podrá seguir el currículum?

¿Qué apoyos necesitará?

¿Cómo será la relación con el grupo?

En definitiva, ¿Qué es lo mejor para mi hija/o?

 

 

 

 

No hay respuestas únicas a cada una de estas preguntas, nuestro deseo es que las reflexiones que compartimos en la charla aporten claridad y ayuden en la toma de decisiones. Ésta transición educativa es compleja, quizá, la más brusca en el sistema educativo ordinario, y no sólo para el alumnado con diversidad funcional.

 

El paso de la Primaria a la Secundaria representa para el/la alumno/a uno de los cambios más importantes en su trayectoria educativa.

Se enfrentan a nuevas situaciones, al cambio de la escuela al instituto, con nuevos espacios, una nueva organización, más asignaturas, más profesores, nuevos compañeros, etc. A la vez, transitan un momento vital de cambio, están abandonando la niñez para entrar en la adolescencia. Por eso es importante plantearnos cómo los estamos acompañando y si los hacemos partícipes de la situación.

 

Las familias con hijos/as escolarizados/as en escuelas ordinarias y que tienen la opción de hacer continuidad en el mismo centro, seguramente experimentaran menos cambios, pero, en general, es un período donde se vuelven a evaluar las necesidades, el entorno y las opciones reales para dar la mejor respuesta educativa al alumno/a.

 

Existen tres modalidades de escolarización que conllevan distintas formas de organización y que responden a diferentes grados de adaptación del currículum, según el tipo y grado de apoyo que requiere cada alumno o alumna:

  • Centro ordinario con SIEI.
  • Centro de Educación Especial.
  • Escolarización compartida.

Los equipos de asesoramiento y orientación psicopedagógica (EAP) evalúan el caso junto al equipo docente, para hacer una propuesta de escolarización a la familia.

Es importante hablar sobre los apoyos que recibirá el  alumno/a, de cómo trabajará el currículum y de las ventajas e inconvenientes de cada opción.

Trasladar todas estas preguntas a los equipos profesionales, buscar información sobre los centros que propone el EAP y saber de otros casos ayuda a tomar decisiones, rebajar miedos y a valorar mejor todas las alternativas.

 

  • Si bien es cierto que en la educación inclusiva existen buenos resultados tanto en Educación Infantil como en Primaria, en cuanto a la Educación Secundaria cabe decir que hay menos recorrido en cuanto a inclusión.

En general, es una etapa con mayor complejidad organizativa, donde es necesaria una mayor autonomía por parte del alumno/a y donde los contenidos son de carácter más abstracto.

Sabiendo las exigencias de esta etapa, será el EAP quien justificará la necesidad de apoyos y medidas para el alumnado con diversidad funcional:  PI, apoyo SIEI y/o otros recursos.

Es necesario que el sistema educativo pueda flexibilizar sus estructuras para ofrecer una respuesta educativa lo más ajustada posible a las necesidades que estos alumnos y alumnas plantean.

 

  • Si hablamos de los Centros de Educación Especial, podemos decir, de manera generalizada, que tratan el currículum por niveles competenciales, donde intervienen diferentes especialistas y organizan los grupos según edad y niveles generales de competencias y los objetivos en cuanto a contenidos, capacidades y habilidades se dan en función de cada grupo.

No obstante, cada centro de educación especial tiene su propia estructura y proyecto pedagógico, existiendo una gran diferencia entre ellos. Es indispensable conocer cada opción para saber qué respuesta educativa ofrecerán a nuestro/a hijo/a.

 

  • La escolarización compartida entre un centro ordinario y un centro de educación especial es una opción normalmente temporal o de tránsito, pero dependerá de cada caso.

Ésta requiere la coordinación entre los profesionales que atenderán al alumno/a para garantizar la coherencia y la complementariedad de las actuaciones en cada centro.

 

 

En términos muy generales y en cualquiera de las tres alternativas de escolarización se deberían fomentar y trabajar la adquisición de la autonomía personal y social, el desarrollo de las actitudes y capacidades de comunicación interpersonal y la adquisición de hábitos, destrezas y conocimientos básicos para la comprensión de la realidad más cercana.

 

Ninguna elección es mejor que el resto y, además, la propuesta educativa puede variar a lo largo de la escolarización secundaria, dependiendo de las necesidades de vuestros hijos e hijas.

 

Si quieres saber más, ¡pincha en el vídeo!

 

 

RECUERDA: Empezamos las CHARLAS QUE SUMAN II con Laia Calzada. Inscríbete pinchando en el siguiente link

 

¡¡¡SÚMATE!!!

Más información en: info@cromosuma.org

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.