Talleres sensibilizacion e inclusión

Posted on Posted in Uncategorized

TALLERES DE SENSIBILIZACIÓN E INCLUSIÓN

 

“Un sistema de educación inclusivo a todos los niveles”, así fue como España ratificó la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad el año 2007, con tal de asegurar una educación inclusiva en las escuelas 

Pero ¿es así?

La Ley 12/2009, de 10 de julio, de educación da continuidad a las actuaciones desarrolladas por el Departamento de Enseñanza basadas en los principios inclusivos y de escuela para todos, tiene en cuenta la normativa vigente, las orientaciones de los organismos internacionales, los adelantos de la investigación en educación y las prácticas de referencia de muchos profesionales y centros educativos, para avanzar en el objetivo de hacer posible una educación para todos en el marco de un sistema educativo inclusivo.

 

Las políticas de los organismos internacionales han sido plenamente favorables y comprometidas con la calidad de la educación para todos los niños/as y jóvenes en el marco de un sistema educativo inclusivo:
Las normas nacionales e internacionales hablan muy claro: establecen que los jóvenes deben “tener acceso efectivo a la educación y la capacitación con el objeto de lograr su desarrollo individual y su inclusión social” en condiciones de igualdad.

 

Hay un gran interés y conocimiento de porque, cómo y en qué atender la diversidad. Debemos seguir avanzando en la formación de ciudadanos comprometidos, críticos y activos en el desarrollo justo y solidario de la sociedad, que sólo será posible con la presencia, la participación y el progreso de todas y cada una de las personas que forman parte de ésta.

 

 

 

 

 

Fundación Cromo Suma entendemos que una de nuestras misiones es participar en la formación de un mundo de diferencias, pero igual para todos.

 

Un centro educativo inclusivo determina los fundamentos psicoeducativos, formativos, éticos, de defensa de la equidad y de justicia social que tienen que permitir crear la sociedad que deseamos, disminuyendo el fracaso y la exclusión y aumentando la calidad educativa para todos los alumnos (sin excepciones).

 

Desde Fundación Cromo Suma entendemos que una de nuestras misiones es participar en la formación de un mundo de diferencias, pero igual para todos. Creemos que la educación de los niños/as en valores inclusivos es un gran potencial que permitirá la consecución de un mundo para todos y todas, más justo y mejor. Es por ello por lo que nuestra labor es acercarnos allí donde todo esto se desarrolla, en la escuela.

 

En un aula, más allá de que todos los niños y niñas tienen edades similares, cualquiera puede comprobar que no hay dos alumnos iguales. Cada niño/a tiene diferentes aptitudes, algunos/as derivadas de una enfermedad o discapacidad. Otros niños/as llegan con mochilas invisibles en las que cargan las carencias sociales de partida, las que traen puestas de casa. Pero todos los alumnos/as están ahí para lo mismo: prepararse para la vida. Y todos tienen derecho a esperar que el sistema educativo les proporcione las máximas oportunidades de aprender. De ello dependerá su vida.

 

De acuerdo con el Decreto de la Escuela Inclusiva los colegios deben, por lo tanto, responder a las necesidades de todos los alumnos. Ello implica un cambio en las escuelas, con el fin de que sean escuelas cooperativas y colaboradoras, entre las familias, los maestros y los alumnos.

 

 

Talleres que podrán dar las herramientas sociales necesarias a muchos padres/madres, profesores/as y alumnos/as.

 

 

En la consecución de esta escuela, las familias tienen un papel fundamental, a través de la colaboración con el centro educativo y la participación. Es muy importante resaltar que, para lograr este objetivo, es necesaria la implicación de todos los colectivos que tienen en sus manos la posibilidad de mejorar la calidad de la educación -los docentes, los profesionales de atención educativa, el personal de administración y servicios, los equipos directivos, los alumnos/as y sus familias, los servicios educativos, la Inspección de Educación, los movimientos de renovación pedagógica, la universidad, las organizaciones sindicales, las instituciones y entidades del sector, etc.-. Debemos conseguir avanzar desde la corresponsabilidad.

 

 

Para ello, proponemos talleres inclusivos destinados a cualquier colectivo de nuestra sociedad. Enmarcados en el contexto social, político y económico actual donde la escuela es tan importante, creemos que el desarrollo e impartición de estos talleres podrán dar las herramientas sociales necesarias a muchos padres/madres, profesores/as y alumnos/as.

 

Objetivos

El objetivo no es únicamente comprender la discapacidad, hay que dar un paso más: desarrollar valores positivos en las diferencias de cada individuo y dar valor añadido que se merecen a éstas; valores que promuevan la tolerancia, la solidaridad, el respeto y la inclusión.

 

Sin duda, informar y trabajar con toda la sociedad sobre la diferencia, abordar desde la rutina diaria cómo comprender e interactuar entre las distintas personas que conforman nuestra sociedad, ayudará a fomentar la convivencia, a desarrollar la empatía —facultad de ponerse en lugar del otro y sentir lo que otros sienten—, favorecerá la aceptación de las personas y, en consecuencia, evitará la discriminación de cualquier persona con discapacidad.

 

Educar en este tipo de valores desde la infancia es importante para poder conseguir una sociedad cooperativa y donde cada una de las personas que la conformen, se sientan a gusto y felices con su papel a desempeñar. Cada persona será más rica en capacidades, en su propio desarrollo y con mayor tolerancia a la frustración.

Si creamos aulas y escuelas inclusivas, podemos lograr sociedades inclusivas que respeten las diferencias y no marginen al que se percibe como diferente. Se trata de considerar la diversidad en la sociedad como un auténtico valor de enriquecimiento para la misma.

 

Tenemos la responsabilidad de preparar a los niños/as para vivir juntos de forma natural en la diversidad. La educación de niños/as de nuestra sociedad actual forman la base del futuro del futuro social que queremos construir.

Aprender, comprender y reconocer las características de la diversidad permite acercarse a los niños/as con una coexistencia serena, cordial y respetuosa, construyendo así una sociedad futura mejor.

 

Uno de nuestros objetivos es contribuir a una escuela en la que todos y todas se sientan partícipes, valorados y estimados. No la mayoría, sino todas las personas.

 

Ahora que ya conoces nuestro proyecto, si quieres informarte para que vayamos a tu escuela a realizar una de nuestras charlas, solo tienes que escribirnos a nuestro email:  info@cromosuma.org

 

¡¡¡SÚMATE!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.