CLUB SUMA – Vista Optica

Posted on Posted in Uncategorized

 


CLUB SUMA

VISTA OPTICA con CROMO SUMA

Ante el diagnóstico de Síndrome de Down, la actuación temprana es fundamental en todos los aspectos.

El estímulo adecuado se presenta vital para el correcto desarrollo de las capacidades motrices, cognitivas, emocionales y adaptativas.

Intentar enseñar a leer a un niño/a con Síndrome de Down utilizando métodos convencionales puede convertirse en una tarea muy difícil, si no se tiene en cuenta la capacidad visual que los caracteriza. Por ello se deben detectar, cuanto antes, aquellas anomalías oculares y tratarlas para una mejor adaptación, permitiendo con esto una mayor autonomía.

¿Qué hace que un niño/a necesite corrección óptica?
  1. Déficit visual: no ve suficientemente bien para realizar las tareas de su vida diaria. Este es el motivo más obvio y los padres/madres, en general, se lo han notado o lo perciben cuando, al ponerle las gafas por primera vez, el niño/a dice que ve mejor o se le nota un cambio en su actitud
  2. Ambliopía: el niño/a tiene un defecto óptico que, aunque no se perciba como un déficit visual importante, está impidiendo que la función visual del niño/a se desarrolle y está produciendo un ojo vago.
    Esta detención del desarrollo visual puede presentarse en ambos ojos pero es mucho más frecuente que suceda en un solo ojo.
  3. Astenopia (cansancio visual): el niño/a intenta compensar haciendo esfuerzo visual, aumentando su capacidad entrecerrando los ojos, mejorando el enfoque. Este esfuerzo visual continuado para conseguir mejorar su visión puede provocar dolores de cabeza, enrojecimiento conjuntival, y cansancio precoz con la lectura, entre otros síntomas.
  4. Estrabismo: el defecto óptico, generalmente hipermetropía, ocasiona que para mejorar la visión necesite hacer un esfuerzo de acomodación que se acompaña de una convergencia de los ojos (desviación hacia la nariz de un ojo).
Síndrome de Down y posibles problemas de visión

Las personas con Síndrome de Down tienen una probabilidad superior a la de la población general de padecer algunas enfermedades, generalmente problemas del corazón y del sistema digestivo o endocrino. Lo que es menos conocido es que las personas con Síndrome de Down, suelen presentar problemas visuales. La exploración es una obligación dentro de los programas de salud. La exploración debe empezarse en el recién nacido para descartar la presencia de cataratas congénitas; pero después, a partir del año o año y medio, la exploración debe ser anual.

Son frecuentes los problemas visuales de refracción.  Éstos se corrigen con gafas. Hay que señalar que la refracción no permanece constante, sino que evoluciona en intensidad a lo largo de los años, razón por la que conviene repetir la exploración cada uno o dos años en las primeras etapas (niñez y adolescencia).

Destacar, también, que existe un alto porcentaje de estrabismo. Sin embargo, sólo en el 30 % de 240 casos se propuso intervención quirúrgica. Los resultados de la cirugía fueron similares a los que se obtienen en el resto de la población.

También es frecuente que los papás/mamás consulten porque su hijo/a desvía y mantiene la cabeza inclinada hacia un lado (tortícolis). Este tortícolis se ve favorecido por la hipotonía generalizada y por la hiperlaxitud ligamentosa en la articulación atlantoaxoidea. Pero también hay estudios académicos que constatan que la causa de muchos niños/as con tortícolis, es ocular.

Beneficios de tener bien controlada la visión

Es frecuente que el niño/a inicialmente no tolere las gafas, que las tire, las rompa o las pierda. Es preciso ser paciente porque termina acostumbrándose, aprende a llevarlas entre otras razones porque se da cuenta de que con ellas ve mejor.

La salud visual de una persona con Síndrome de Down es de suma importancia debido a la gran trascendencia que tiene para ellos/as la esfera visual en la fase de aprendizaje.

Una visión con alguna alteración puede afectar directamente al entorno educacional ya que podría disminuir a su capacidad de aprendizaje y de comunicación.

La salud visual de las personas con Síndrome de Down está muy vinculada con su calidad de vida e inclusión.

Los avances en oftalmología y el diagnóstico temprano nos permiten actualmente tratar la mayoría de los problemas oculares que puedan presentar a lo largo de su vida. Las revisiones nos permitirán corregir de manera temprana cualquier déficit a nivel ocular garantizando que cualquier persona con Síndrome de Down presenta una salud visual óptima y con total garantías para que cualquier problema visual no interfiera en su integración social.

Una persona no puede directamente escoger sus circunstancias, pero si puede escoger sus pensamientos e indirectamente -y con seguridad- darle forma a sus circunstancias.

-James Allen-

 

Cromo Suma y Vista óptica tenemos un acuerdo de colaboración. Gracias al CLUB SUMA, puedes beneficiarte de unas gafas graduadas.

 

Si necesitas beneficiarte de este acuerdo, una vez recibamos tu solicitud, valoraremos tu situación y necesidades y nos pondremos en contacto con la óptica para gestionar la visita y poder hacer las gafas graduadas sin ningún coste para las familias del CLUB SUMA.

Los niños que se visiten en VISTAOPTICA deberán ir con la receta del oftalmólogo.

BENEFICIOS CLUB SUMA CON VISTA OPTICA:

 

  • 1 gafa graduada (montura + cristales orgánicos antirreflejantes) marca Mapache (marca propia de VISTAOPTICA) GRATIS.

Si quieres una segunda gafa graduada Mapache deberás abonar 20€.

 

  • Precio especial de montura NANO (silicona) + Cristales Orgánicos Antirreflejantes por 40€.

 

 

Si tu también quieres formar parte del CLUB SUMA para poder beneficiarte de éste y otros descuentos… ¡RECUERDA QUE FORMAR PARTE DEL CLUB SUMA SOLO SON 70 € ANUALES!

 

¡¡¡SÚMATE!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.